Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Juegos Olímpicos. El clímax de todo deportista profesional. No hay nadie que no sueñe alguna vez en su carrera con jugar unas olimpiadas. Pero cuando el deporte que practicas no está incluido en esa lista de olímpicos, la cosa cambia. El caso más destacado es el del fútbol sala, futsal, fútbol de salón. Últimamente son muchas las voces tanto en el fútbol sala como en el mundo del deporte en general que piden esta inclusión. Si echamos manos de las normas del Comité Olímpico Internacional (COI), para que un deporte sea considerado olímpico a de practicarse en al menos cuatro de los cinco continentes. Pues bien, el fútbol sala ya se practica en ese mínimo y en 40 países. Tanto masculino como femenino.

Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE), reconoció que “el fútbol sala lo tiene todo para ser olímpico”, pero que estas negociaciones ya dependen del COI y de la Federación Internacional Fútbol Asociado (FIFA) que son quienes tienen que plantear el asunto. En cuanto a este tema el COI ha descartado el futsal para los juegos de Río de Janeiro 2016, pero no lo descarta en un futuro. La explicación que daba a este su presidente, Jacques Rogge, es que “no hay ya posibilidad de aumentar el número de deportes para Río”. Hay que destacar que los juegos son en Brasil, cuna del fútbol sala y desde allí, las voces que piden el futsal olímpico son mucho más ruidosas que en Europa. Pero no sólo los presidentes se han manifestado. Este blog se ha puesto en contacto con jugadores destacados en la historia del fútbol sala español para conocer sus opiniones. Sergio Lozano, jugador del FC Barcelona Alusport, internacional con la selección y nombrado mejor jugador del mundo 2014 asegura que “sería dar un paso adelante para que se expanda al resto de países donde no es tan practicado”. Otra voz con peso es la de Vicentin, exjugador de la selección española y campeón de la Eurocopa ’96 reconoce que “todo serían beneficios” porque “existiría a nivel mundial y eso beneficiaria a jugadores, al deporte y sería un enorme impulso a nivel de difusión, ingresos, publicidad, medios de comunicación y eso ayudaría que siguiera creciendo”. Un ejemplo de este crecimiento lo tenemos en España, donde cada vez hay más seguidores y gente que se engancha a los partidos gordos del Inter Movistar, El Pozo Murcia o Barça Alusport, incluso la Segunda División va teniendo más repercusión. Pero si miramos a nivel mundial, el pasado septiembre se jugó en Brasilia un partido amistoso entre Brasil y Argentina ¡en un estadio de fútbol! y no cualquiera, sino en el mítico mané Garrincha. ¿Saben los espectadores que acudieron? 56.578. Nada más y nada menos.

Partido Brasil-Argentina jugado en Brasilia ante 56.578 espectadores . FOTO: LNFS

Partido Brasil-Argentina jugado en Brasilia ante 56.578 espectadores . FOTO: LNFS

Si se tiene en cuenta que se practica en cuatro de cinco continentes, sobretodo en las grandes potencias como Brasil, España o Italia, que en países europeos con larga historia en el futsal se está expandiendo su práctica y que en Asía, donde ha llegado “hace poco” cada vez más tiene más peso entre el deporte, pero sobre todo, si se tienen en cuenta algunos de los deportes que ahora mismo están en las olimpiadas, ¿por que no va a ser el fútbol sala olímpico? Espero que, aprovechando que la próxima cita olímpica en 2016 es precisamente en Brasil, cuna de este deporte, se vuelva a poner el tema sobre la mesa. Porque federaciones, jugadores y competiciones se merecen estar en la competición más grande del deporte mundial. Y estoy segurísima, las gradas de los pabellones donde se practicarían estarían siempre a rebosar. Porque el fútbol sala engancha cada vez más y más. Porque al fútbol sala hemos jugado todos y nos sentimos identificados. Porque el fútbol sala es la base de todo gran y extraordinario jugador en fútbol once.

Aquí un vídeo con los mejores momentos del Brasil-Argentina en el Mané Garrincha: http://www.youtube.com/watch?v=UiqR__sNqjk

 

 

Anuncios